Suelo pélvico

El conjunto de estructuras miofaciales que conforman el piso o suelo pélvico, cierran la pelvis por debajo, y dan sostén a los órganos pélvicos.

Suelo pélvico cierra la pelvis por debajo.

El suelo pélvico femenino está atravesado por 3 orificios: Ano, vagina y uretra. El suelo pélvico masculino sólo por dos orificios: Ano y uretra.

En la musculatura perineal estriada se observa una actividad eléctrica permanente, lo cual se explica por la presencia de aproximadamente un 80% de fibras de tipo I (Fibras tónicas)

Estas fibras están siempre contraídas, incluso en reposo, lo cual implica un estado de «pretensado» en el que se sitúa permanentemente el piso pelviano.
Además, a este estado de «pretensado» permanente también contribuye el
abundante tejido conjuntivo presente.

El suelo o piso pélvico está conformado por un 80% de tejido conjuntivo.
Sólo el 20% es tejido muscular.
Si analizamos el tejido muscular del periné encontraremos que la proporción de fibras musculares responde a su función de músculo parietal, de sostén.

Un gran porcentaje son fibras tipo I, el 80%, y sólo un 20% son fibras de tipo II. Esto evidencia su función de sostén y amortiguación de las vísceras pélvicas.

Suelo pélvico cierra la pelvis por debajo, y da sostén a los órganos pélvicos: vejiga, útero y recto en la mujer.

ANATOMÍA

La musculatura del piso pelviano se divide en tres planos:
 Superficial
 Medio
 Profundo

En el plano profundo en su parte posterior, encontramos al músculo elevador del ano, el cual cumple una función primordial en la correcta gestión de sostén y amortiguación visceral. El elevador del ano está compuesto por tres fascículos:

  • Pubo-coccígeo
  • Ileo-coccígeo
  • Isquio-coccígeo

Un estudio publicado en 2006 se indica que la morfología del músculo elevador del ano en el sujeto vivo es diferente a la que se detalla en las obras clásicas de anatomía.
Históricamente se ha representado la musculatura perineal, como un cuenco de concavidad superior.

Representación clásica del suelo pélvico como un cuenco

Sin embargo, se evidencia en este estudio realizado en mujeres vivas (no en cadáveres) que el suelo pélvico presenta la forma de una doble cúpula de concavidad inferior y posterior

Los libros de anatomía basan su descripción sobre el estudio de cadáveres. Caufriez y colaboradores realizaron un estudio en mujeres vivas y asintomáticas.

Imágenes tomadas para el estudio del piso pélvico. Se evidencia la convavidad inferior (forma de paraguas)

En este estudio realizado a través de resonancia magnética nuclear (RMN) se confirma la hipótesis de que la morfología del suelo pélvico presenta la forma de una doble cúpula de concavidad inferior y posterior. Lo cual hace más efeciente su función de «amortiguación» de los aumentos de presión interno.

Se demuestra además la existencia de diferencias anatomo-morfológicas entre el músculo iliococcígeo del elevador del ano entre mujeres nulíparas y multíparas; lo cual parece confirmar su relación con el embarazo y/o proceso del parto.

PISO PÉLVICO: FUNCIÓN POSTURAL Y RESPIRATORIA

Si bien sabemos que el suelo pélvico tiene un rol protagónico en la función sexual, durante el proceso del parto, en la evacuación de heces y orina, etc… es importante recordar que también tiene una importante función a nivel postural y respiratorio.

Frecuentemente se olvida esta última función, de la cual comentaré un poco mas.
Existe una sinergia entre la actividad postural perineal y la gestión central de las vías respiratorias.
Los músculos del suelo pélvico tienen una función respiratoria, desarrollando éstos una actividad tónica importante en reposo, principalmente durante la espiración y durante los movimientos en coordinación con las modulaciones de la ventilación (Hodges P.W., 2007).

El periné hace de apoyo final a la fase exhalatoria. Funciona siempre de forma sinérgica con la faja abdominal, y durante la exhalación aumenta su actividad

Por lo que una hipotonía del suelo pélvico tendrá consecuencias sobre el flujo aéreo pulmonar, disminuyendo la capacidad ventilatoria.

Por supuesto su hipotonía (falta de tono muscular) se relaciona también con diversas patologías uroginecológicas, como son los prolapsos vaginales, la incontinencia urinaria, fecal o de gases.

FACTORES DE RIESGO PARA EL SUELO PÉLVICO

Diversos factores pueden generar que estas cúpulas pierdan su concavidad inferior y funcionalidad, y por ende, no realicen correctamente su función de amortiguación y contención miccional.
Mujeres sintomáticas probablemente evidencien cúpulas invertidas.

Algunos factores de riesgo para esta musculatura son:
 – Los embarazos
 – Partos
 – Intervenciones en el parto (episiotomía, fórceps, ventosas)
 – Estreñimiento crónico
 – Menopausia
 – Envejecimiento
 – Calidad del tejido conjuntivo
 – Genética
 – Práctica deportiva, entre otros

El piso pelviano es capaz de resistir durante un cierto tiempo las altas presiones, y ello incluso de forma duradera gracias a su actividad tónica-estática.
Sin embargo, en muchos casos y bajo ciertas condiciones, llega un momento en que acaba por «relajarse», engendrando el abanico de enfermedades funcionales que conocemos: incontinencia urinaria, incontinencia anal, prolapsos vaginales, etc.

Es recomendable, por este motivo, realizar ejercicios «compensatorios» y preventivos, que ayuden a mantener estas estructuras en buenas condiciones. Los Ejercicios Hipopresivos son una gran herramienta terapéutica y preventiva.

Si te interesa leer cómo pueden ayudar los HIPOPRESIVOS a tu suelo pélvico tienes una nota AQUI

Y si te interesa hacer una consulta profesional para valorar su estado te recomiendo buscar un fisioterapeuta o kinesiólogo especialista en suelo pélvico. Todas las patologías pueden prevenirse y tratarse 😉

Comentarios
3
MARIANA DE HARO

Muy claro Valeria, excelente artículo!!

Valeria Tracogna

Gracias Mariana! Me alegra que te guste! Besos!

Telma Laura Cardella

Excelente estoy trabajando con distintas mujeres de pre menopausia. viene genial.

Deja tu comentario


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/hipopresivos/public_html/wp-includes/functions.php on line 4606