Recuperaración post-parto con Ejercicios Hipopresivos

Recuperaración post-parto con Ejercicios Hipopresivos

Durante el embarazo se producen múltiples adaptaciones en el organismo femenino para facilitar el desarrollo del útero en crecimiento. Los cambios a nivel hormonal facilitan que músculos y ligamentos se distiendan.

Los músculos abdominales pueden estirarse hasta 15 cm., y no solo se estiran sino que además se separan (diástasis), la presión abdominal aumenta a medida que el bebé crece y, como consecuencia, el suelo pélvico se distiende.

El posparto inmediato es un tiempo de recolocación y vuelta a su lugar de todos los cambios que se han generado durante nueve meses. El útero va a precisar 40 días para involucionar y volver a su tamaño.

Durante este período el organismo femenino lleva a cabo diferentes procesos de reabsorción, de drenaje y recolocación de los órganos.

Tras el parto, los músculos del suelo pélvico se encuentran debilitados, y pueden aparecer episodios de incontinencia urinaria o de gases, al tiempo que la sexualidad puede verse afectada por la nueva situación (laxitud genital, posible episiotomía o desgarro, etc) disminuyendo la sensibilidad en la zona.

 Asimismo el deseo sexual suele disminuir en la mujer tras el parto, debido al cambio que a nivel hormonal se produce. La hormona Prolactica (encargada de la fabricación de leche materna) está en muy altos niveles en la mujer después del parto. Y por el contrario, la Testosterona disminuye.

La atención se dirige principalmente hacia el bebé, y el deseo sexual suele verse atenuado, hasta que las hormonas vuelvan a la «normalidad»

 La recuperación de la silueta durante el post-parto es una demanda habitual en este periodo y los ejercicios a practicar deben estar basados en un programa de Ejercicios Hipopresivos.

mama1

No están recomendados los ejercicios abdominales clásicos, ya que provocan un aumento importante de la presión intra-abdominal que repercute de forma negativa en el piso pélvico, distendiéndolo aún más.

 A esta recomendación también hace referencia la escritora francesa Bernadette de Gasquet en su libro ”Abdominales detened la masacre”, según la cual el trabajo abdominal clásico, no sólo no es útil para la mujer sino que la perjudica directamente, sobre todo tras el parto.
La debilidad de los músculos del piso pélvico es la principal causa de problemas tan frecuentes en la mujer como la incontinencia urinaria, descensos de vejiga, útero o recto (prolapso genital) o disfunciones sexuales.

La Gimnasia Hipopresiva logrará tonificar esta musculatura, a la vez que ayudará a la recolocación de los órganos pélvicos.

En diversas investigaciones se observa como la vegija y el útero ascienden, durante la ejecución de ejercicios hipopresivos.

Asimismo se produce una activación muscular refleja en el periné, y un aumento de la vacularización a nivel perineal.

Todo esto es muy valioso en la mujer durante el puerperio, ya que ayudará notablemente a su recuperación, y podrá revertir ciertas disfunciones como la Incontinencia urinaria de esfuerzo, el descenso de órganos pélvicos, y la función sexual.

A lo comentado anteriormente, también se suma el gran aporte en la tonificación abdominal que producen los ejercicios hipopresivos. Lo cual va a influir directamente sobre la salud y la estética de la mujer.

Es posible evaluar como disminuye la distensión del abdomen, y por ende, el perímetro de su cintura tras unos pocos meses de práctica. La diástasis abdominal también suele mejorar con la práctica sistemática.