Hipopresivos y rendimiento deportivo

Los Ejercicios hipopresivos aportan beneficios que repercuten de forma positiva en el rendimiento físico.

Especificamente los ejercicios hipopresivos dinámicos, son aquellos que mayor beneficios generan en lo que refiere a capacidad física o rendimiento. Estos ejercicios suponen mayor intensidad y complejidad que los hipopresivos estáticos.

Se denominan «dinámicos» porque incluyen el movimiento corporal, a diferencia de la secuencia de ejercicios básicos o estáticos.

BENEFICIOS

Esta secuencia de ejercicios logra el entrenamiento de diversas capacidades físicas, más allá de la tonificación abdominal y perineal, y el trabajo postural y respiratorio propio de los ejercicios estáticos.

Los Hipopresivos Dinámicos logran el desarrollo de:
– Fuerza y Resistencia Muscular en miembros superiores e inferiores
– Capacidad de coordinación y propiocepción.
– Resistencia cardiovascular y respiratoria.
– Mayor trabajo de movilidad articular y Flexibilidad

Aportan grandes beneficios en el rendimiento deportivo o físico, al tiempo que previenen lesiones propias del deporte.

MEJORA DE LA RESISTENCIA

En líneas generales es posible establecer que cuando exponemos a nuestro cuerpo a cualquier estrés o estímulo, ya sean ejercicios de fuerza, ejercicios aeróbicos, equilibrios, movimientos nuevos, etc, se generan en nuestro organismo una serie de adaptaciones.
Estas adaptaciones se dan tanto a nivel fisiológico como neuronal.
Es decir, nuestro cuerpo se prepara para enfrentarse de forma más eficiente ante el mismo estímulo.
Así es como mejoramos nuestra condición física con la práctica frecuente y regular de ejercicio físico.

Esto mismo es lo que sucede cuando sometemos a nuestro cuerpo a un déficit de oxígeno, tal como el que producimos durante la práctica de Hipopresivos.
Uno de los objetivos de los Hipopresivos, es lograr un estado de hipoxia.

 Hipo: bajo, Oxia: oxígeno
-> es la disminución de la saturación de oxígeno en la sangre (- 95% O2)

Con el entrenamiento y la repetición de los ejercicios hipopresivos dinámicos, durante 20-25 minutos, con un nivel de esfuerzo máximo para el ejecutante puede lograrse el estado hipóxico deseado.

La teoría descrita por Caufriez explica que este entrenamiento llevado a cabo de forma regular, produce una respuesta adaptativa del organismo que va a generar, en primer lugar, la estimulación de ciertas hormonas como la Eritropoyetina (EPO).
Esta hormona tiene por función estimular la producción de glóbulos rojos.
Aumentará, de esta forma, el hematocrito (porcentaje de glóbulos rojos en sangre)
Posteriormente el cuerpo generará un aumento de la hemoglobina de la sangre para mejorar el transporte de oxígeno, alcanzando una mayor capacidad de resistencia al esfuerzo y de oxigenación de los tejidos.

En otras palabras, aumentamos los «portadores» que abastecen de oxígeno a músculos y órganos.

+ EPO
+ Hematocrito
= Mayor Resistencia acidosis
(ya que se dispone de + Oxígeno)

Aumentar la EPO, por lo tanto, es sinónimo de incrementar la resistencia, puesto que el cuerpo dispone de más oxígeno, de manera que se altera el umbral anaeróbico, ampliando así el margen del umbral aeróbico.

Según las evidencias prácticas que se recogen de diversos casos de estudio, estos beneficios pueden lograrse con la práctica de 20- 25 minutos de ejercicios hipopresivos dinámicos, al menos 3 veces por semana.

Podés ver más ejercicios hipopresivos dinámicos en este Video

y en este otro

Podés capacitarte como Instructor de Hipopresivos, y utilizar esta gran herramienta con tus alumnos. Para saber sobre los próximos cursos hacé click AQUI

Eso si! Siempre se deberá iniciar el aprendizaje con los ejercicios básicos. Es decir, con los ejercicios estáticos!

Una vez se dominen y ejecuten correctametnte, será posible introducir los ejercicios dinámicos que suponen mayor intensidad =)