Hoy me gustaría tratar acerca de una situación, que en la práctica veo muy a menudo: Las mujeres que ya tienen hijos «grandes» pero sienten que todavía no han podido recurarse de sus embarazos.

Recuperarse fisicamente.

«Mis hijos ya tienen 7 y 5 años, pero yo no pude recuperarme» Este tipo de frases son las que expresan, con bastante tristeza, por sentir que su cuerpo ha cambiado, que su abdomen aún está abultado,  tantos años después de haber parido.

En general, por no haber tenido tiempo de hacer actividad física, de ocuparse de ellas, o por cansancio, o por alguna otra razón… En fin!

Su postura no se ha recuperado, el tono muscular de su abdomen y piso pélvico tampoco (de hecho va a peor), la distensión en su panza va también en aumento tras el paso de los años, etc…

Y esto se vive con cierta tristeza o pena.

Lo primero que me gustaría decir, o decirle a esas queridas mujeres, es que se amiguen con su cuerpo.

Que lo quieran y agradezcan su gran trabajo, que lo honren.

El embarazo sin duda nos cambia por completo (física y emocionalmente) y sumado a esto, nos encontramos con la maternidad.

La maternidad es genial, pero en mi humilde opinión, muy dificil!

Especialmente para las mujeres de hoy , que queremos hacerlo todo… ser buenas mamás, buenas amigas, buenas amantes,  buenas profesionales…

Nuestro cuerpo aguanta y aguanta, da todo de él… pero claro! necesita ayuda para recuperarse.

Tenemos que honrarlo, y una buena forma es aceptarlo y cuidarlo.

Agradecer todo lo que nos permitió y permite, y mimarlo para que pueda recuperarse.

Por que al final, SOMOS NUESTRO CUERPO, y en él vivimos la vida.

Es demasiado tarde para recuperarse?

Nunca es tarde!

La actividad física saludable siempre será de ayuda.

Es cierto que no será igual la recuperación si la iniciamos 5 meses después de parir, o 5 años después, o 15…

Pero siempre se podrán obtener beneficios, y sin duda, la calidad de vida mejorará.

De hecho, sabemos que el envejecimiento es un factor de riesgo para padecer disfunciones perineales como los prolapsos, la incontinencia urinaria, etc.

Por lo que siempre será mejor, tonificar nuestro abdomen, nuestro periné, y mejorar nuestra postura, por más que nuestros hijos tengan ya 10 años!

Lo que les recomiendo entonces es:

  • Amigarse con el cuerpo (con uds) tal cual está hoy. Aceptarlo y quererlo, y proponerse sentirse mejor de aquí en adelante.
  • Comenzar a trabajar (entrenar) estar mejor. Sin duda los ejercicios hipopresivos serán de gran ayuda para ello.
  • No volverse locas por recuperar el tiempo perdido. Ahora toca ir poco a poco, de forma respetuosa y gradual, para no lastimarse si se ha estado tanto tiempo sin hacer actividad física.
  • Lo ideal, es hacerlo de la mano de un buen profesor o Instructor.

El trabajo hipopresivo no llevará más de 30 minutos, 2 o 3 veces por semana, por lo cual la «falta de tiempo» dejará de ser una excusa!

Puedes buscar un Instructor de Hipopresivos AQUI

y puedes leer más información sobre los beneficios de estos ejercicios en nuestro BLOG