De verdad crees que repitiendo este ejercicio vas a lograr «ajustar» tus abdominales?

¿Te has fijado lo que ocurre en tu cuerpo cada vez que levantas la cabeza del suelo?

Si observas a otras personas hacerlo será más fácil! Tienes que prestar atención a lo que ocurre en su abdomen cada vez que suben su cabeza (Es decir, cada vez que hacen el ejercicio tradicional de fuerza abdominal «crunch»)

Verás que su panza (su abdomen) se abomba al realizar este movimiento…

Y porqué ocurre esto?

Sencillamente porque al realizar esta flexión, el Diafragma apoya sobre la masa visceral, aumentando la presión interna… El abdomen cede y se abomba, ante ese aumento de presión.

¿Porqué crees entonces que repitiendo esto que abomba más tu abdomen y lo estira «hacia afuera» vas a lograr «apretar» o ajustar tu faja abdominal? Si en cada gesto, en cada repetición que haces, observas que sucede justo lo opuesto a lo que deseas…

La experiencia o el sentido común debería indicarte si vas por el camino correcto…

Si tu guía es la «experiencia» y llevas meses o incluso años haciendo este tipo de ejercicios y no consigues el resultado buscado… deberías replantearte lo que haces!

Si en cambio no tienes experiencia en esto, pero quieres analizarlo desde el «sentido común» comprenderás que si repites 100 veces un gesto que abomba tu abdomen, posiblemente el resultado será un Abdomen abombado (inflado)

Pero antes de apresurarte a sacar conclusiones con tan sólo esta lectura, te invito a que realices esa «observación» en personas cuando hacen abdominales tradicionales. Si vas al gimnasio tienes muchos a quien observar… ¿Cómo está su panza antes de iniciar el movimiento? Es decir, cuando están tumbados en el suelo. Y luego observa cómo está su panza cuando realizan el ejercicio. ¿Sube? ¿Baja? Qué pasa?

Existen cada vez más formas de entrenar. Más variedad de ejercicios y técnicas para Tonificar, o bien para fortalecer el Abdomen (que no es lo mismo)

Los Ejercicios Hipopresivos tienen por objetivo «ajustar», tonificar la faja abdominal (entre otras cosas)

Cada vez que los entrenas, la panza se estrecha, se «aprieta» la musculatura del abdomen. Se re-educa su función refleja de sostén y protección, activándose de forma involuntaria.

Quizás te toque, después de un breve análisis, pensar de qué forma quieres entrenar tu zona media… 😉

Ningún ejercicio es bueno o malo en si mísmo.

Simplemente tenemos que pensar qué objetivo tenemos, y si los logramos o no con los ejercicios que hacemos!

Más info sobre HIPOPRESIVOS en nuestro BLOG