Deporte e Incontinencia urinaria

Diversos autores coinciden en que la práctica deportiva de alta intensidad constituye un factor de riesgo para padecer disfunciones perineales.

En las mujeres las problemáticas habituales relacionadas con la práctica deportiva giran en torno a la Incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), los prolapsos vaginales y la diastasis abdominal.

Esto se debe a que los esfuerzos relacionados con al actividad física intensa, generan un aumento importante de la presión intra-abdominal. Las «paredes» encargadas de sostener y aguantar esos aumentos de presión pueden lastimarse con el paso del tiempo, por la acción repetitiva del esfuerzo.

Esas «paredes» son los músculos abdominales, y el piso pélvico.

Si se lesionan, no pueden cumplir correctamente su función de contención, y posiblemente tenga lugar alguna de las patologías mencionadas: hernias, diástasis, descenso de órganos pélvicos (prolapsos) o pérdidas de orina.

En la práctica, existe un índice muy elevado de mujeres jóvenes deportistas que son incontinentes. Está demostrado que el impacto durante la actividad física es un factor que provoca IU en mujeres deportistas, (Bo, K., 2004).

Este riesgo existe también para los varones.

Gasquet, en 2008 enunciaba “La práctica de ejercicios abdominales y de ejercicios que aumenten peligrosamente la presión en el abdomen es igualmente peligrosa en el hombre cuya pared abdominal presenta zonas débiles..., ojales muy finos que con presiones repetitivas pueden dejar escapar los intestinos, hernias inguinales, como les sucede a muchos deportistas”

En el hombre, la mala gestión de los aumentos de presión genera patologías en la parte más vulnerable de los músculos parietales. (los que hacen de «pared»)

Qué hacemos entonces? Dejamos de entrenar fuerte?

Esto será decisión de cada uno… Personalmente creo que es posible seguir entrenando como le guste a cada uno, con el deporte o actividad física que lo haga feliz… sumando ejercicios que puedan ayudar a que estas lesiones no tengan lugar. Ejercicios que hagan competentes a nuestra musculatura encargada de aguantar y contener los aumentos de presión: Los abdominales y el periné pricipalmente.

De alguna forma, se buscará «contrarrestar» el efecto hiper-presivo del deporte.

Esto podemos lograrlo con ejercicios Hiporesivos = Ejercicios que disminuyen la presión interna, y tonifican la musculatura parietal.

Es posible prevenir estas lesiones con hipopresivos. Y también es posible tratarlas, si ya existen.

Lo que no es correcto, es normalizar las pérdidas de orina.

Desgraciadamente en algunos sectores del deporte de competición se normalizan las pérdidas de orina durante la competencia o el entrenamiento de alta intensidad.

Suele considerarse “normal” debido al gran esfuerzo que implica la disciplina.

Un ejemplo de esto podemos encontrarlo en la publicidad de CrossFit Games, del año 2013  en el cual se entrevista a diversas mujeres que compiten en este deporte, las cuales admiten que se orinan durante su práctica.

Lamentablemente no sólo reconocen tener pérdidas de orina, (y se muestran imágenes del suelo orinado, y ellas limpiando su orina al finalizar su entrenamiento) sino que se lo toman como gracioso y normal.

El mensaje que trasmiten (el video está en Inglés) es que por entrenar tan fuerte e intenso, se orinan.

Y como esto les sucede a todas (incluso a los varones) es “normal”.

Por supuesto esto ha generado controversia y críticas desde el sector de la salud.

La IUE es una disfunción, y como tal afecta la calidad de vida de las personas que la padecen.

Si bien el deporte de alto rendimiento es un factor de riesgo, se puede trabajar para prevenir estas lesiones.

El entrenamiento hipopresivo,(SIN  PRESIÓN), es la herramienta ideal para este objetivo.

Conocé más sobre los beneficios de los ejercicios hipopresivos en este otro post

 

Pues encontrar un Instructor certificado para tomar clases en este Buscador.

AQUI Puedes ver nuestra oferta formativa, para capacitarte como Instructor. =)